0

Multitudes / Intervención performativa de Eugenio Tisselli

Untitled from soledadesdospuntocero on Vimeo.

Eugenio Tisselli presenta Multitudes, su intervención ideada para Soledades 2.0 No moderno artificio, en la que el creador mexicano proyectó sobre dos superficies ayudado de su Midipoet.

0

Dedicatoria y Soledad #4/ Intervención performativa de Miriam Reyes

Dedicatoria y Soledad #4 / Intervención performativa de Miriam Reyes from soledadesdospuntocero on Vimeo.

Miriam Reyes interviene con dos creaciones realizadas expresamente para el ciclo de poesía digital Soledades 2.0 No moderno artificio.

0

Entrañas de las Soledades. Intervención performativa de Ricardo Domeneck

Untitled from soledadesdospuntocero on Vimeo.

Entrañas de las Soledades es el trabajo que el creador brasileño realizó expresamente para el Ciclo de Poesía Digital Soledades 2.0 No moderno artificio.

0

Intervenciones performativas de Ricardo Domeneck

 

Untitled from soledadesdospuntocero on Vimeo.

Ricardo Domeneck inicia la sesión del día 26 de marzo con sus creaciones The voice, La mula y Six songs of casuality.

0

Multitudes / Eugenio Tisselli


[compartir vídeo]

Eugenio Tisselli, artista digital y poeta, avanza su intervención en Soledades 2.0, un sampleado y reinterpretación libre de la obra de Góngora, usando MidiPoet, herramienta desarrollada por él mismo hace unos años para la generación en tiempo real de poesía visual mezclando imágenes, sonido y textos en tiempo real (¡Eugenio! disculpa por la falta de la “s” en tu nombre en los títulos del vídeo!, lo corregiremos próximamente!)

0

Entrañas de las soledades / Ricardo Domeneck


[compartir vídeo]

Ricardo Domeneck, [ciber]poeta brasileño de Sao Paulo, comenta el proyecto desarrollado para Soledades 2.0, composición de imágenes, sonido y palabras [de Góngora] reordenadas por él, post-apocalipsis, fuga de las ciudades y ciencia ficción.

1

El artefacto poético / Javier Fernández Sánchez


[compartir vídeo]

Javier Fernández Sánchez, ciberpoeta cordobés residente en México, presenta su intervención en Soledades 2.0

0

Soledad/es #4 / Miriam Reyes

[compartir vídeo]

Miriam Reyes, ciberpoeta y performera, nos habla de las piezas que presenta para Soledades 2.0

1

De grano fino es el silencio…

De grano fino es el silencio…
un chasquido
y huye.
Mientras
en cimas de montañas
el frío se pule,
alguien
le cuenta el viento al cielo.

Mariam Agredano y Blanca García 1ºA

Versos generados con el PAC (Poesía Asistida por Computadora) de Eugenio Tisselli

Enlace a la presentación del taller de Escritura Creativa 2.0 >>

2

El sonido del digno mar…

El sonido del digno mar
hace reverencia a las espectaculares criaturas emplumadas,
pero la extraordinaria belleza de la naturaleza
se queda demorada
pensando únicamente
en tu sonrisa.

Joaquín Berni Poyato
Alfonso Casero López
Ricardo del Rey Hidalgo

1º Bachillerato

 

Versos generados con el PAC (Poesía Asistida por Computadora) de Eugenio Tisselli

Enlace a la presentación del taller de Escritura Creativa 2.0 >>

0

El artefacto poético / Belén Gache


[compartir vídeo]

Belén Gache, escritora y poeta digital, comenta su obra Góngora Wordtoys.

0

microcrónicas 04 / anhelo instrumentos…


Miriam Reyes ensayando Soledades #4 este mediodía, – con Ricardo Domeneck y Jorge Tisselli entre el público

Anhelo instrumentos que obedezcan a mis pensamientos y que, con su aportación de un nuevo mundo de sonidos insospechados, estén a disposición de las exigencias de mi ritmo interno, Edgar Varèse, 1917 [del texto de presentación de la performance de Eugenio Tisselli]

Preparándonos entonces para la sesión de clausura de Soledades 2.0 que dará comienzo a las 21 horas. El programa de esta noche tiene dos partes. La primera contará con tres intervenciones performáticas de Ricardo Domeneck, Miriam Reyes y Eugenio Tisselli, que tomarán la escena por este orden. Los artistas serán presentados por un avatar audiovisual de Marta Jiménez.

Domeneck interpretará cuatro piezas: This is the Voice, Mula [compuesta en colaboración con el dúo londinense Tetine], Six Songs of Causality y Entraña de las Soledades, su interpretación del poema gongorino; Miriam Reyes presentará Soledades #4: De los yermos y Dedicatoria. Tisselli actuará con su MIDIPoet interpretando Multitudes, pieza también compuesta para la ocasión.

Como acto de cierre tendremos la sesión de djs con Juan López, Alex Dios y Víctor Manuel Moreno.

Enlaces:
www.myspace.com/ricardodomeneck
www.miriamreyes.com
www.motorhueso.net

1

Poesía y programación / Pedro Valdeolmillos


[compartir vídeo]

Pedro Valdeolmillos, poeta y programador, presenta su obra en colaboración con Lluis Calvo y Jason Nelson.

0

notas al margen 03 / lo desconocido desconocido

Portada de El Drama del lavaplatos, libro de Eugenio Tisselli y PAC, en la mesa del bar en que lo esperábamos ayer al mediodía

Aparte de la cuestión más o menos literaria de las notas al margen de página, como en los códices medievales que evocaba Domingo Sánchez-Mesa, – el título de esta sección también se refiere los cuatro notas en el media center de Soledades 2.0: Sergio, Fuad, Álvaro y osfa. Nos preguntan si estamos haciendo la web del evento, pero más bien, en nuestra opinión, estamos intentando extender el evento al territorio del imaginario de la red… Confiamos en que este no-tan-extravagante-agenciamiento Góngora-cíberpoesía no sólo siga vivo en las mentes y/o los cuerpos de los asistentes y participantes, sino también que continúe vivo y se vaya desplegando, poco a poco, en el cuerpo-mente-territorio de la www…

///

Participando en Soledades 2.0 un tanto desde el margen, desde la perspectiva de los nuevos espacios-arquitecturas híbridas, – de las cosas que más me han llamado la atención, ha sido la sugerencia de Pedro Valdeolmillos de conectar poesía cíber, geolocalización y realidad aumentada. Valdeolmillos nos invitaba a imaginar un paseo por la ciudad en el que los “poemas” se hacían carne en la ciudad, en una esquina, en un jardín, un árbol, una piedra o un horizonte -. Al pasar por cierta calle, nuestro móvil o el dispositivo que podamos llegar a tener más o menos prostéticamente incoporado a nuestro cuerpo-mente, nos haría ver, oír o quien sabe, palabras e imágenes superpuestas, o quizás hibridadas, con nuestras sensaciones-experiencias más directas de los espacio urbano… En lugar de recibir info sobre los bares en el entorno, las paradas del metro o los lugares turísticos, podríamos recibir – o también seguramente – dejar historias, metáforas, conceptos… Desde luego éste sería un buen proyecto para próximas ediciones de Soledades 2.0 y Cosmopoética…

///

Estas reflexiones sobre futuridad – como diría Bruce Sterling, el primero a quien oí hablar, creo, de poesía eletcrónica, refiriéndose a la invención de neologismos en la ciencia ficción – me llevan a citar unas líneas de uno de sus libros recientes, Shaping Things [2005, MIT, Cambridge]… Aquí efectivamente plantea interesantes escenarios de convergencia entre los objetos materiales, la información asociada a éstos – a su génesis y a su vida terrenal, – y también, aunque puede que no tenga tanta relación con lo que ahora hablamos con la sostenibilidad… A estos nuevos-futuros objetos, en los que se componen de maneras particularmente sugestivas información y materialidad Sterling los llama spimes. En cierto modo, los artefacos cíberpoéticos entiendo que tienen un interesante potencial para incorporarse a los agenciamientos spime…

///

[++ citas fragmentarias, de Sterling]

Its ignorance is bliss.

[...] prevalecer ante lo desconocido. Lo desconocido, por definición, no puede ser dominado por la planificación [outplanned]. Esto implica que la serendipidad es necesaria. No podemos saber lo que necesitamos saber; entonces se necesita un gran almacenamiento de conocimiento no planificado.

Está lo conocido, lo desconocido conocido, y lo desconocido desconocido. Cuando los desconocido desconocido comienza a merodear la ciudad, tenemos que aprender sobre ello comprehensivamente y a gran velocidad. Generar nuevo conocimiento es muy bueno, pero un mundo con extraordinarios archivos, acceder a conocimiento que no sabíamos que poseíamos es a la vez más rápido y más seguro que tenerlo que descubrir [...]

[...] no razonar una solución a priori, sino cometer rápidamente muchos pequeños errores, y guardar un registro de todos ellos [...] La capacidad de hacer con prisa muchos pequeños errores es un logro vital para cualquier sociedad que se proponga ser sostenible. No es necesario que cada experiencia sea sensata, lógica o incluso cuerda – pero es vitalmente importante registrar, catalogar y hacer minería de datos de los errores… [Sterling 2005: 47-48]

0

El lenguaje inventado / Pedro Ruiz


   [compartir vídeo]

Pedro Ruiz, profesor de la UCO, sitúa a Góngora en el contexto contemporáneo de la cultura digital.

2

El lenguaje inventado / Domingo Sánchez-Mesa


   [compartir vídeo]

Domingo Sánchez-Mesa, profesor de la Universidad de Granada, habla sobre literatura en la galaxia internet.

2

Taller escritura creativa


   [compartir vídeo]

Luis E. Gómez Arévalo presenta el taller de escritura creativa 2.0.

0

Esa vaga sensación…

Esa vaga sensación y el beso que te resucite deseaban conocer.

Este cuerpo antiguo cariñoso resucitó la desmotivadora contemplación de mi rostro.

Entre la belleza y el aniquilamiento, un cuerpo que podría estar muerto vacío penetró profundamente de muy mal gusto los paisajes imposibles.

Al salir del beso, la palpable nitidez de los aromas infructuosa y la desmotivadora contemplación de mi rostro derraman un poema de tu escritorio.

Buscando alivio a tanta noticia devastadora, la luz del sentimiento perfecta escuchaba zumbar

Sonia Rubio Mora & Inmaculada Soria Fernández
1º Bachillerato
Escuela de Arte Mateo Inurria

Poema generado en el taller de Escritura Creativa 2.0 | enlace a la presentación del taller >>

0

La semántica absurda…

La semántica absurda de la ira es una profusión de delirio y libertad.

Tengo una punzada constante

Con paso crepitante, he soñado televidentes galaxiales, desertores de la muerte.

En la eternidad de ese instante insondable, vacío, un déjà vu

enlaza la mujer de los rumores y el dolor.
Esa fragmentación de espejos que se mal repiten como si recordar fuera más una conjetura que una presencia.

Rafi Morales y Juan Antonio Muñoz
1º Bachillerato
Escuela de Arte Mateo Inurria

Poema generado en el taller de Escritura Creativa 2.0 | enlace a la presentación del taller >>

0

microcrónica 03 viernes / la máquina Góngora / en breve espacio mucha primavera…


Javier Fernández, Pablo García Casado y Belén Gache [izquierda a derecha] durante su presentación; en la pantalla Dedicatoria espiral de Belén Gache

Getting ready para el comienzo de la segunda sesión de tarde… Primero tendremos la mesa redonda “El artefacto poético” con Javier Fernández – compañero ballardiano – y Belén Gache; y la moderación de Pablo García Casado.

En segundo lugar, en la mesa redonda “Soledades 2.0: poetas performativos”, intervendrán Miriam Reyes – recién llegada de Jordania -, Eugenio Tisselli y Ricardo Domeneck, con la moderación de Jesús Alcaide.

Avanzo un poema de Eugenio Tisselli y su máquina PAC [Poesía Asistida por Computadora] de su libro “El drama del lavaplatos” [2010, Editorial Delirio, Salamanca].

Crepúsculo Rosado de Invierno

la debilidad
pareja del desorden
afectiva

estacional
el pareado de la diferencia
del drama del lavaplatos análogo

de la deficiencia del drama cómico
del lavaplatos
descarga la depresión estacional aguda
gruñe

A la hora del almuerzo Tisselli nos contaba que desde que hizo la máquina había dejado de escribir…

///

En su intervención, Belén Gache [http://www.findelmundo.com.ar/wordtoys/data/libro.html] nos hizo un breve recordatorio de la literatura concebida como máquina o como producción maquínica – citando a Deleuze; y también a Johnattan Swift, a Orwell, y su máquina de escribir novelas en el Ministerio de la Verdad, o a Calvino, que imaginaba la literatura, el lenguaje, y al escitor mismo como una máquina de combinar palabras para producir sentido…

Gache comentó como esta idea de la literatura com máquina se opone a la manera moderna de escribir, a la idea del escritor moderno que tiene un plan…

Y como también podemos imaginar a Góngora y a las Soledades como máquinas literarias, a nivel macro en cuanta a la historia, abierta, esprial – como desarrollará luego – y a nivel micro en la manera particular de plegar y desplegar las frases – propia también del Barroco…

A continuación Belén Gache nos presentó cinco piezas hechas especialmente para el encuentro, que se injertan en su serie Wordtoys, que viene desarrollando desde 1995…

Dedicatoria espiral, En breve espacio mucha primavera, Delicias del Parnaso – un juego de 8 bits en el que según se acierten, o no, los versos de las Soledades que enlazan con los propuestos Góngora se pone verde o rojo -, El llanto del peregrino, – en el que un hombre está perdido, y nunca podrá salir, en el laberinto del texto -, y El arte de la cetrería, en el que diferentes aves nos recitan los versos gongorinos que las describen con voces sintetizadas por la computadora…

///

A continuación Javier Fernández, cordobés actualmente residente en México, presentó su visión sobre el artefacto literario o poético… desde siempre hacía artefactos sin saberlo… composición de elementos literarios y no literarios… igual que se monta un motor… para que la pieza exprese un significado poético…

A continuación presentó su artefacto compuesto para la ocasión, titulada “Fortaleza de las Soledades”… El peregrino se convierte en superheroe, y la historia se cuenta en clave contemporánea, en clave de cómic…

“En el momento en el que el sol rojo de Aldebarán hace perder los poderes a Superman, y lo convierte en un hombre, lo primero que se le viene a la cabeza es… El Manifiesto Comunista…”

Finalmente, un astro se interpone entre Superman y el sol rojo, y el superheroe consigue escapar… El final de la pieza, como en las Soledades de Góngora, se debe encontrar fuera de la obra…

///////

La segunda sesión de la tarde fue introducida por el moderador Jesús Alcaide, actual director del Centro de Arte de Sevilla, seguido por intervenciones de Eugenio Tisselli, Miriam Reyes y Ricardo Domeneck, que anticiparon diversas cuestiones sobre las piezas especialmente diseñadas para Soledades 2.0, y de las performances que presentarán live, mañana, último día del evento.

En el debate con el público, Luis E. Gómez inquirió a Eugenio Tisselli sobre cuánto le importaban los resultados generados con PAC, su producción poética asistida por ordenador-software. Tenía l sospecha de que no le importaba mucho… Tisselli confirmó que efectivamente era así. Lo relevante para él en esta pieza es la generación de pautas y reglas, que comparó con la invención del soneto… La artisticidad o la poesía, para él, se situaba en la creación de la máquina, y no tanto en los resultados producidos por ésta. Aunque a la vez, reconocía, usando el ejemplo del verso gongorino generado por [...] con PAC, que ésta producción, usando las reglas y pautas ofrecidas, adquiría su propia autonomía, y se ofrecía para ser hackeada de maneras no previstas por el autor.

El otro tema que provocó la participación de buena parte de la sala fue el de la autoría y de la apropiación – término introducido por Ricardo Domeneck en el debate. El propio Domeneck habló de que no existe ninguna palabra que no haya sido usada antes. El lenguaje y la literatura no serían posible sin apropiación. Y Tisselli, que el entendimiento de la autoría según la Modernidad es tan sólo una coyuntura histórica; nunca antes había sido así, y no tiene por qué seguir siéndolo… Y que esto es especialmente patente en el mundo digital.

0

microcrónica 02 / tarde del jueves / de pequeño quería ser astronauta…

“Internet, pase Ud” [México] _ presentación de Pedro Valdeolmillos [derecha], con Lluis Calvo [ausente] y José García Obrero [presentándolo, parcialmente tapado]

Ayer tarde se iniciaron las conferencias y mesas redondas. Tras la introducción de los organizadores del evento, Antonio Jesús Luna y José García Obrero, la primera intervención conjunta estuvo a cargo del profesor de la Universidad de Córdoba, Pedro Ruiz, que situó la obra de Góngora y las Soledades en la “galaxia 2.0″ y de Domingo Sánchez-Mesa, profesor de Literatura Comparada de la Universidad de Granada a su vez trazó un panorama de la cíber-poesía, como literatura y como novedad.

En la segunda parte de la tarde, Pedro Valdeolmillos, presentado por José García Obrero como programador y como poeta, nos explicó como su deseo infantil de ser astronauta le había llevado a la cíberpoesía – y de camino a producir con Lluis Calvo, el repositorio de cíberpoesía epímone.net [desde 2003], y su propia, obra cíberpoética, a veces en colaboración con Lluis Calvo, otras con Jason Nelson y otras estrictamente individuales.

///

Pedro Ruiz hizo una presentación magistral – en el mejor sentido del término – en la que, con engañosa sencillez, planteó una interpretación / actualización de Góngora en el marco de Soledades 2.0 no-moder-no-artificio. Más allá del Góngora poeta puro recuperado por la Generación del 27, el profesor Ruiz nos mostró un Góngora náufrago, fronterizo, experimental y transgresor, que a través de su obra genera un mundo nuevo y un sujeto nuevo – una situación de gran paralelismo con la actual…

[citas fragmentarias y bastante libres de su intervención]

…la silva; fluidez, informe, movilidad de lo que escapa continuamente… la imprevisibilidad… – ¿qué seguirá detrás del primer endecasílabo? … ¿será hepatsílabo? ¿rimará? Un sendero no marcada pero sí pautado… lleno de meandros de ida y vuelta, islas, paréntesis…

… algoritmos de una programación… variaciones aleatorias, espacios indeterminados entre el azar y orden… que tiene que ver con el acto de la creación… su poema permanece abierto a diferentes lecturas, interpretaciones…

G. actúa como un programador… pautas… claves, catalizadores… entre el azar y el orden… un mundo abierto a la sorpresa del descubrimiento…

///

Domingo Sánchez-Mesa, es miembro del grupo de investigación Hermeneía, basado en Barcelona y dirigido por Laura Borrás, que mantiene otra de las webs de referencia para la cíberpoesía, como es hermeneia.com. Sánchez-Mesa comenzó elogiando al profesor Ruiz como filólogo que no sólo interpreta la obra en su contexto original, sino que es capaz de hacerla viva en nuevos contextos.

Inició el cuerpo de su propia intervención desplegando ante los asistentes un panorama erudito y a la vez apasionado de la emergencia de la cíber-literatura. Subrayando su punto de vista de que la cíberpoesía es literatura, aunque a la vez supone novedades cualitativas frente a las prácticas literarias precedentes – qué el intento analizar a lo largo de su intervención.

Para el profesor Sánchez-Mesa, la actual situación es en ciertos modos una reedición de diferentes desplazamientos ocurridos a lo largo de la historia humana, como el paso de la oralidada la cultura escrita – la musa aprende a escribir -, de los pliegos a los códices, o de la cultura de la llamada “Galaxia Gutenberg” a la “Galaxia MacLuhan” [de los mass media] y ahora a la “Galaxia Internet” [apud Manuel Castells].

Benjamin, Brecht…

Con un entusiasmo contagioso, Sánchez-Mesa citó The Diamond Age de Neal Stephenson – un clásico de la segunda generación cíber-punk -, e ilustró sus tesis con una serie de obras poesía cíber de Brian Kim Stefan, Isaías Herrero, Rui Torres, Eugenio Tisselli [omnipresente estos días], o Jordan Nelson – cuyos poemas-vídeojuegos también se exhiben en Soledades 2.0.

///

La tarde-noche se clausuró con la también apasionada intervención de Pedro Valdeolmillos. Valdeolmillos subrayó en su introducción su colaboración habitual con Lluis Calvo, que no ha podido estar en Córdoba, debido a otro compromiso para presentar el trabajo en común en Barcelona.

Pedro trazó una aproximación a su rizomática trayectoria hasta llegar a la cíberpoesía. Un cd-rom de hace 10-15 años, de una artista islandesa [...], – que ya es incapaz de visionar debido a los cambios de software-hardware -, donde por primera vez se fusionaron sus dos pasiones, hasta entonces estancas, – los ordenadores y la programación, y la poesía…

La segunda parte de la intervención consistió en la proyección y el comentario de 5 obras suyas [en colaboración con Lluis Calvo, y también con Jason Nelson]. Isopoema, Caosflor, Insectos…

[de nuevo citas fragmentarias y bastante libres de la intervención]

…Historia de amor imposible entre una persona y una máquina… Androides eléctricos, Hal… La pantalla vacía… analógica… la máquina que soñaba con poetas…

¿Las ecuaciones pueden tener sentimientos? [...]

¿Qué sabemos en realidad acerca de cómo se siente una ecuación fractal? …

///

Enlaces:

epímone.net
hermeneia.com

0

notas al margen 02


El profesor Pedro Ruiz en el Astronauta durante la entrevista para la vídeo-cápsula que subiremos próximamente a este blog

Soledades confusas

Córdoba, ¡qué estupenda ciudad! Al menos en esta visita de turista-trabajador, paseando por el centro, la contrastábamos ayer con Barcelona – o con Sevilla. ¡Qué ritmo tan diferente! La comparación, sin duda, a favor de Córdoba… ¡Qué buen rollo! Hacía tiempo que no estaba en una ciudad tan bella, – ahora que casi todas resultan tan intercambiables…

La gente muy amable, los espacios urbanos maravillosos, y a cada esquina, como por sorpresa, un edificio extraordinario, como aterrizado de otro tiempo, más sereno – en lo formal-visual al menos -, más austero, más auténtico – aunque a la vez, fueran formas inventadas por los humanistas, remezclando lo antiguo greco-romano, lo italiano…

Resulta extraño sin duda, estar aquí “flotando en la red”, ensamblados a diferentes máquinas y redes digitales, pensando, haciendo vivo en nosotros, en cierto modo, a este “humanista” más o menos despechado, náufrago de su tiempo, fronterizo decían ayer los profesores Pedro Ruiz y Domingo Sánchez-Mesa… Con la enorme hegemonía de la palabra – el logos – a través de los siglos. Intentanto hacer vico hoy entre nosotros a este hidalgo, refugiado en las palabras y los mitos de la antigüedad, en las metáforas entre fascinantes y crípticas, en una Huerta – hablando a sus amigos, a sus enemigos, – y resultó también que a un futuro – de hackers y programadores, net-artistas y cíberpoetas, post-adolescentes twitteros y “tuentistas”…

¡O bienaventurado
albergue a cualquier hora,
templo de Pales, alquería de Flora!
No moderno artificio
borró designios, bosquejó modelos,
al cóncavo ajustando de los cielos
el sublime edificio…

Soledad Primera [94-100]

Pervivencia o re-resurrección de Góngora, que en cierto modo representa la hegemonía humanista, increíble si no fuera cierta, del texto / logos sobre la realidad a lo largo de los siglos. Quizás estos días se trate de resituar la relevancia de los textos… Entre la nostalgia de la palabra escrita e impresa, que permanece con deseo de eternidad -, y la vida nueva del devenir silicio que decían Deleuze y Foucault, que ¿por qué no?, podría ser mejor y que sin duda será diferente _ y lo más vital quizás, que será aquello que seamos capaces de inventar y de llevar a la práctica. Pensarlo desde Córdoba, con la figura de un Góngora cíborg-náufrago arrojado de vuelta a la tierra, que se presentaba ayer – en lugar del cíborg-navegante-surfeador – e incluso desde el centro Espaliú -, con la máquina Carrying flotando sobre la entrada – una máquina médium, fragilidad del cuerpo, centralidad de los cuidados, interdependencia, acción, conflicto político… -, parece un lugar bastante interesante en el que situarse…

N.b. Aunque pudiera parecerlo este texto no está generado con un software de DAO [Divagaciones Asistidas por Ordenador].

0

Presentación Soledades 2.0


   [compartir vídeo]

José García Obrero y Antonio Jesús Luna presentan el ciclo Soledades 2.0 No moderno artificio

2

microcrónica 01 / taller de Escritura Creativa 2.0

Esta mañana tuvieron lugar las dos primeras sesiones del Taller de Escritura Creativa 2.0 organizado e impartido por Luis Ernesto Gómez, contando con la participación de jóvenes estudiantes de la Escuela de Arte Mateo Inurria, de Córdoba. Como curiosidad cabe reseñar en este encuentro de ciberpoesía que este centro fue fundado por el artista cordobés Julio Romero de Torres…

Durante cada una de las dos sesiones del taller los participantes han usado diferentes dispositivos on line para generar trabajando simbióticamente con redes-máquinas digitales, poemas, textuales y visuales.

Las herramientas utilizadas han sido, en primer lugar, el “Generador de frases y/o versos”, presentado por el profesor Gómez como “un navegador poético para producción de literatura de reciclaje” [http://www.bardosa.com/np/?l=es]

En segundo lugar interactuaron con la herramienta de “poesía asistida por ordenador” desarrollada por Eugenio Tisselli, que participará en los próximos días en Soledades 2.0 [http://www.motorhueso.net/pac].

Finalmente, experimentaron con Wordle, una herramienta web para la generación de nubes de tags, cuyos resultados, el coordinador del curso comparaba con los “caligramas de Guillame Apollinaire”…

Taller de Escritura Creativa: http://soledadesdospuntocero.com/?page_id=197

2

A la espera de la flagelación…

A la espera de la flagelación,
casi dormido el hombre
que comía palomitas de maíz
y con el aparato genital expuesto al sol,
sin nubes,
ellas sintieron asco.
Mis hormonas adelantadas, escasas y borrosas
palidecen después de esa primera cortesía.
He soñado.
Menuda y tímida, la arcaica lección
destroza rescoldos de llama
con un sonido de blasfemia.

Rocío Espigares Muñoz y Cristina Matas Ruiz
1º Bachillerato A
Escuela de Arte Mateo Inurria

Poema generado en el taller de Escritura Creativa 2.0 | enlace a la presentación del taller >>

0

notas al margen 01

Era del año la estación florida…”

Iniciando el proceso de microblogging de apoyo al evento Soledades 2.0 No Moderno Artificio en el festival Cosmopoética.

Ciberpoesía, poesía electrónica… Siguiendo la sugerencia de William Gibson, en hackitectura.net siempre quisimos hacer eso, con el espacio, las redes, los flujos electrónicos y los cuerpos más o menos doloridos después de años de brega – no tan etéreos como soñaban los primeros cíber-utopistas… La poesía que cambia la vida y transforma el mundo – que decía Vaneigem – luego aprendimos que remezclando a Rimbaud y Marx…

En Cosmompoética, nos vamos a “limitar”, a construir un dispositivo de “mediación” esperemos que en el sentido latouriano del término, entre los actos en el Centro Pepe Espaliú, los cíberpoetas y los y las participantes en estos talleres que se proponen para evocar a Góngora, y las redes. Latour habla de los mediadores como elementos generalmente “inhumanos” – esto es máquinas, aretfactos… – que nos permiten ensamblar sociedades, colectivos dice él, para la construcción del mundo, de un mundo común… Estos días esperemos que sea un mundo común en torno a la poesía de Góngora, a la ciberpoesía… Y es que Góngora en las Soledades, entre otras cosas, se lee maravillosamente a ritmo de hip-hop…

Pasos de un peregrino son errante
cuantos me dictó versos dulce Musa
en soledad confusa,
perdidos unos, otros inspirados…

Escriben los coordinadores del proyecto, José García Obrero y Antonio Jesús Luna, que Góngora tomó la moda de lo bucólco que inspira las Soledades para hablar del hombre devorado por su tiempo… Veremos estos días cuánto da de sí este encuentro en el que estamos tan contentos de participar. Gracias al equipo por la invitación!

Hasta dentro de un rato, volveremos con la crónica del Taller para Escritura Creativa 2.0… Salud y poesía _


Carrying de Pepe Espaliú, suspendido en el espacio, Centro Pepe Espaliú, Córdoba 2011

0

Poesía digital en el año Góngora

 



En 2011 se cumple el 450 aniversario del nacimiento de Luis de Góngora y Argote (Córdoba 1561-1627), sin duda, uno de los poetas más innovadores y excesivos de todos los tiempos. Un escritor de minorías que, después de cuatro siglos, sigue resultando transgresor y contemporáneo. Especialmente las Soledades, su obra cumbre escrita en Córdoba tras fracasar como pequeño aristócrata de provincias en la compleja burocracia de la corte. En este retiro cordobés, Góngora construyó la mayor maquinaria lingüística de la literatura española. Con las Soledades, desafió los cánones, mezcló géneros, desbocó el lenguaje e hizo de la metáfora un artefacto sonoro e intelectual.

El poema lo protagoniza un peregrino que huye y que busca al mismo tiempo. Un peregrino (trasunto del propio poeta, o su avatar, si pensamos en términos tecnológicos) que deja atrás la ciudad y que busca en el campo, en lo bucólico, su espacio. Lo que en los Siglos de Oro se llamó “menosprecio de corte, alabanza de aldea”: una moda literaria que Góngora tomó como punto de partida para hablar del homo modernus, del hombre devorado por su tiempo, pero sobre todo para dar al discurso poético una nueva vía expresiva. Porque el autor de las Soledades fue un instigador de lo moderno, un escritor prohibido por la Inquisición y casi silenciado durante tres siglos, que la Generación del 27 rescató del ostracismo precisamente por su capacidad para redimensionar el género poético.

Y redimensionar la palabra es lo que la tecnología está haciendo desde hace varias décadas. La incorporación de la informática al entorno de la poesía está propiciando nuevas formas de textualidad que, según Joan-Ellies Adell, no sólo desbordan el libro y convierten el ordenador en el espacio natural de la obra, sino que también cuestionan la esencia misma de la literatura.

Con motivo del aniversario gongorino, queremos relacionar estas vías artísticas, con la revolución formal que supusieron las Soledades. Investigar las conexiones entre una obra que redefinió el lenguaje en el siglo XVII y unas creaciones que están dando lugar a un nuevo (y emergente) paradigma literario. En este cruce Góngora-tecnología, Soledades 2.0 No moderno artificio, pretende, por un lado, ofrecer una panorámica de autores y expertos que han profundizado en la cultura digital; y por otro, realizar un homenaje al escritor cordobés con invitados que desde parámetros multimedia reflexionan, crean o se inspiran en el más audaz de sus trabajos.

 

CIBERPOESÍA: NO TAN MODERNO ARTIFICIO

La alianza entre verso y artificio (entendido como sinónimo de artefacto, de máquina), no es tan moderna. Ha transcurrido ya más de medio siglo desde que Theo Lutz (ingeniero) y Max Bense (lingüista) crearan el primer “calculador de versos” de la historia.

Desde ese momento y hasta finales de los 80, la poesía electrónica fue objeto de encendidos debates entre detractores y partidarios de invitar o no a la tecnología a los asuntos del espíritu. A su favor nos encontramos a figuras del relieve de Italo Calvino, entusiasta defensor de unas herramientas en las que atisbaba un horizonte sembrado de nuevas posibilidades para los creadores, una suerte de “amplificadores” de la personalidad del poeta. De la misma opinión eran las asociaciones de estudiosos y artistas (OULIPO o ALAMO) que celebraron en sus revistas la llegada de nuevos generadores de poemas.

No será hasta finales de los ochenta con la aparición de formatos como el CD ROM y la propia evolución de la informática, cuando la ciberpoesía experimentará una de sus mayores transformaciones: la de romper su subordinación a la poesía tradicional e iniciar su propio camino, su propio lenguaje, un lenguaje mestizo. Hardware y software han permitido la introducción de elementos tales como sonido, imagen o movimiento poniendo el acento en uno de los rasgos fundamentales de esta nueva forma de entender el poema: la interactividad. El ordenador deja de ser, pues, un mero soporte alternativo al papel para convertirse en el espacio natural de unas obras creadas para su interpretación en medios informáticos y que precisan de las decisiones de cada “lector” para su disfrute.

Los cambios vertiginosos en este campo imprimen a la poesía digital otro de sus rasgos definitorios: la experimentación. No debe extrañarnos, por lo tanto, que busque sus fuentes en las vanguardias de inicios del siglo XX. Así, en muchos de estos trabajos nos encontramos reminiscencias de los caligramas, de la poesía visual o de los juegos dadaístas.

La ciberpoesía entra en el siglo XXI de la mano de la gran revolución que supone internet. Revolución porque las posibilidades de difusión de la web invitan a que el acceso a las creaciones sean “para los muchos”. Y revolución porque la continua aparición de programas y soportes dan lugar a trabajos de elevada complejidad, no sólo en los elementos y formatos utilizados para su elaboración (texto, vídeo, música, movimiento) sino también por la comunicación que establece con el público. La ciberpoesía, actualmente, podría ser definida como una nueva Babel donde los géneros se entremezclan: videojuego, videoarte, performance, instalación… Una multiplicidad de instrumentos al servicio de un único objetivo: acercar el mensaje poético a una sociedad cada vez más inmersa en una cultura tecnológica.

Organiza
Patrocinan
 
 
Colaboran